Mantengamos a los fontaneros a salvo

Mantener la salud de los trabajadores es un aspecto que tiene una gran importancia, tanto por lo relevante de conservar el recurso humano como a los efectos de evitar sanciones por no atender las recomendaciones en materia de seguridad laboral y de condiciones de trabajo.

Aunque cada actividad profesional tiene sus propios riesgos, es indiscutible que unos trabajadores están más expuestos que otros, producto de la naturaleza de las labores que realizan.

En el caso de los fontaneros son varias las actividades que los exponen a riesgos potenciales a la salud, siendo las lesiones más comunes las quemaduras, los golpes en manos y pies, las caídas, la inhalación de gases tóxicos y las lesiones oculares.

Las situaciones que propician estas lesiones son las siguientes:

  • El uso de soldadores para doblar tubos que puede ocasionar quemaduras
  • la manipulación de herramientas necesarias para la actividad o la instalación de materiales que pueden ocasionar Golpes o cortaduras en manos o pies
  • Caídas diversas, bien sea en las zanjas realizadas para la instalación de tuberías o de altura en las labores de mantenimiento de la red de alcantarillas, de sistemas de drenaje en fachadas o desde los andamios siempre necesarios en la construcción.
  • Inhalación de sustancias tóxicas en el interior de las tuberías ya en servicio
  • El corte de tubos o las labores de demolición que pueden ocasionar lesiones oculares por penetración de cuerpos extraños en los ojos.
  • El contacto con herramientas eléctricas en mal estado de conservación que pueden producir descargas
  • Las labores de desatranco de alcantarillas, que pueden devenir en enfermedades producto de la Contaminación por virus o bacterias
  • La carga continua de herramientas y materiales que puede producir Lesiones Oseas y musculares

Afortunadamente y gracias al desarrollo en materia de seguridad industrial, son varios los implementos que estos trabajadores pueden y deben utilizar para mantenerse a salvo o al menos mitigar el riesgo. Los más importantes son:

  • Casco: El casco de seguridad generalmente está elaborado con resinas y plásticos de alta resistencia por lo que son capaces de resistir impactos, tanto como la acción de los solventes y del  Son esenciales para  mantener  al fontanero a salvo en caso de golpes y también ante salpicaduras de sustancias ígneas.
  • Gafas de seguridad: Indicadas para impedir el ingreso de cuerpos extraños en los ojos teniendo inclusive protección lateral. Existen los indicados para trabajos en interior y en exterior.
  • Ropa de seguridad: La vestimenta de seguridad, generalmente consiste en un overol de tela gruesa que cubre completamente los brazos y las piernas y protegen contra la acción que el polvo, los solventes, la pintura, los pinchazos y hasta de alguna cortadura menor.
  • Protector auditivo Destinados a reducir el nivel de ruido durante los trabajos con herramientas eléctricas. Pueden conseguirse tanto reutilizables como desechables y por el material con el cual se fabrican se adaptan a la cavidad del oído.
  • Guantes Esenciales para proteger las manos y serán de cabritilla o de Nitrilo y PVC conforme al uso más o menos intensivo al cual se vayan a destinar.
  • Zapatos de seguridad Esta es otra pieza esencial y busca proteger los pies de cortaduras, golpes, aplastamientos o corrosión. La puntera reforzada es esencial en el caso de los fontaneros.
  • Protección facial Básicamente destinada a impedir la inhalación de gases o sustancias químicas, por lo cual generalmente están provistos de filtros de carbón
  • Arnés o cinturón de seguridad Indispensable para trabajo en altura, ya que será lo único que detendrá el impacto en una caída.

Dotar a los trabajadores de estos implementos de seguridad permitirá a los empresarios y supervisores ahorrarse muchos dolores de cabeza y a los trabajadores las consecuencias indeseadas para su salud.