Cómo hacer la compra perfecta

Ir a la compra sin duda no es una tarea sencilla, y menos en la época en la que nos encontramos; cercana al verano y lo que más nos preocupa es empezar a cuidar la línea. Y algo imprescindible para poder empezar con el objetivo de la ‘operación bikini’ es empezar por la cesta de la compra.

Cuando llegamos al supermercado y cogemos el carro de la compra sin darnos cuenta empezamos a llenar el carro sin darnos a penas cuenta de lo que metemos dentro. Y cuando llegamos a la cola para pagar nos damos cuenta de que hemos mezclado nuestro objetivo de comer sano con algunos caprichitos como chocolate o pizza…

legumbresAlgunos de los imprescindibles que debemos incluir en nuestra cesta de la compra deberían ser, fruta de todo tipo, con la que podremos hacer también unos buenos zumos naturales; un buen surtido de té, huevos, salmón, carne magra, todo tipo de legumbres, yogures y verduras.

Pero más que nada hay que evitar una serie de alimentos que nos van a entorpecer mucho nuestra preparación para el verano y no ayudará mucho evitar ciertos pasillos del supermercado. Ya que os supermercados sin duda están diseñados para que caigamos en todas sus trampas.

Aunque parezca mentira los cereales son un producto trampa, muchos los incorporamos en nuestro desayuno diario y aunque en pocas cantidades no es malo, tiene demasiado azúcar y pocos nutrientes.

Las ensaladas para una buena alimentación son unos buenos elementos pero si los acompañamos de salsas preparadas estamos metiendo de nuevo la pata.

Los zumos son una buena ración de fruta diaria, imprescindible pero no si se trata de zumos envasados, los cuales contienen muchos azúcares y conservantes.

Lo bien que saben los bollos en cualquier momento del día es algo indescriptible para muchos, pero evitar que caigan en nuestra cesta de la compra es lo que deberíamos hacer, cuanto más rápido salgamos de ese pasillo, mejor.

Y por último, los platos precocinados. Es mucho mejor que la comida la elaboremos nosotros mismos. Evitaremos la ingesta innecesaria de calorías, conservantes y azucares.