¿Cómo evitar la temible resaca?

Día siguiente de haber salido, recién amanecido y nada más abrir los ojos sientes ese dolor tintineante en tu sien, la luz te horroriza y cualquier sonido por brusco o incluso leve que sea es un momento temido por todos. ¡Ha llegado la resaca! Y no pretende despegarse de ti en un buen rato.

Pero claro está que nunca nos echamos a nosotros mismos la culpa de esa resaca, siempre llegan las excusas de todo tipo como por ejemplo, el garrafón que te dieron para beber, cenaste o comiste poco, con los años uno ya no se recupera igual… Aunque lógicamente algunas de esas excusas sí que podrían tener una pequeña parte de culpa en el amanecer tras una noche loca, una cena de empresa o una buena celebración; debemos reconocer que la mayor parte de culpa la tenemos nosotros.

Algunos sencillos trucos para evitar la resaca te los descubrimos ahora mismo para que puedas ponerlos en práctica cuanto antes.

Beber en el recipiente adecuado ayuda. Por mucho que cueste de creer, esto es cierto. Ya que eligiendo el vaso adecuado podremos evitar la ingesta excesiva de alcohol in darnos cuenta, esta es una buena manera de medir las cantidades que bebemos y la forma en que lo bebemos.

El hielo debe ser un acompañante imprescindible en cada una de las copas. De esta manera evitaremos la brusca deshidratación que el alcohol nos hace padecer.

Si en cambio eres de esos a los que les apasiona la cerveza o el vino, tendrán tan claro como yo que echarle un hielo es una manera horrible de echarlos a perder… Así que para ti tenemos otro consejo, como bien ya sea antes o durante la ingesta de alcohol. Cuando oímos eso de dejar que el alcohol empape, es cierto.

Y si nos gustan los cócteles es una buena opción elegir uno que lleve apio o tomate, también ayudan a evitar la deshidratación. Te ponemos como ejemplo el Bloody Mary, que bien preparado aparte de ser delicioso lleva estos productos.