Archivo

¿Cómo evitar la temible resaca?

Día siguiente de haber salido, recién amanecido y nada más abrir los ojos sientes ese dolor tintineante en tu sien, la luz te horroriza y cualquier sonido por brusco o incluso leve que sea es un momento temido por todos. ¡Ha llegado la resaca! Y no pretende despegarse de ti en un buen rato.

Pero claro está que nunca nos echamos a nosotros mismos la culpa de esa resaca, siempre llegan las excusas de todo tipo como por ejemplo, el garrafón que te dieron para beber, cenaste o comiste poco, con los años uno ya no se recupera igual… Aunque lógicamente algunas de esas excusas sí que podrían tener una pequeña parte de culpa en el amanecer tras una noche loca, una cena de empresa o una buena celebración; debemos reconocer que la mayor parte de culpa la tenemos nosotros.

Algunos sencillos trucos para evitar la resaca te los descubrimos ahora mismo para que puedas ponerlos en práctica cuanto antes.

Beber en el recipiente adecuado ayuda. Por mucho que cueste de creer, esto es cierto. Ya que eligiendo el vaso adecuado podremos evitar la ingesta excesiva de alcohol in darnos cuenta, esta es una buena manera de medir las cantidades que bebemos y la forma en que lo bebemos.

El hielo debe ser un acompañante imprescindible en cada una de las copas. De esta manera evitaremos la brusca deshidratación que el alcohol nos hace padecer.

Si en cambio eres de esos a los que les apasiona la cerveza o el vino, tendrán tan claro como yo que echarle un hielo es una manera horrible de echarlos a perder… Así que para ti tenemos otro consejo, como bien ya sea antes o durante la ingesta de alcohol. Cuando oímos eso de dejar que el alcohol empape, es cierto.

Y si nos gustan los cócteles es una buena opción elegir uno que lleve apio o tomate, también ayudan a evitar la deshidratación. Te ponemos como ejemplo el Bloody Mary, que bien preparado aparte de ser delicioso lleva estos productos.

Cómo hacer la compra perfecta

Ir a la compra sin duda no es una tarea sencilla, y menos en la época en la que nos encontramos; cercana al verano y lo que más nos preocupa es empezar a cuidar la línea. Y algo imprescindible para poder empezar con el objetivo de la ‘operación bikini’ es empezar por la cesta de la compra.

Cuando llegamos al supermercado y cogemos el carro de la compra sin darnos cuenta empezamos a llenar el carro sin darnos a penas cuenta de lo que metemos dentro. Y cuando llegamos a la cola para pagar nos damos cuenta de que hemos mezclado nuestro objetivo de comer sano con algunos caprichitos como chocolate o pizza…

legumbresAlgunos de los imprescindibles que debemos incluir en nuestra cesta de la compra deberían ser, fruta de todo tipo, con la que podremos hacer también unos buenos zumos naturales; un buen surtido de té, huevos, salmón, carne magra, todo tipo de legumbres, yogures y verduras.

Pero más que nada hay que evitar una serie de alimentos que nos van a entorpecer mucho nuestra preparación para el verano y no ayudará mucho evitar ciertos pasillos del supermercado. Ya que os supermercados sin duda están diseñados para que caigamos en todas sus trampas.

Aunque parezca mentira los cereales son un producto trampa, muchos los incorporamos en nuestro desayuno diario y aunque en pocas cantidades no es malo, tiene demasiado azúcar y pocos nutrientes.

Las ensaladas para una buena alimentación son unos buenos elementos pero si los acompañamos de salsas preparadas estamos metiendo de nuevo la pata.

Los zumos son una buena ración de fruta diaria, imprescindible pero no si se trata de zumos envasados, los cuales contienen muchos azúcares y conservantes.

Lo bien que saben los bollos en cualquier momento del día es algo indescriptible para muchos, pero evitar que caigan en nuestra cesta de la compra es lo que deberíamos hacer, cuanto más rápido salgamos de ese pasillo, mejor.

Y por último, los platos precocinados. Es mucho mejor que la comida la elaboremos nosotros mismos. Evitaremos la ingesta innecesaria de calorías, conservantes y azucares.

Utilizar el ‘smartphone’ por la noche afecta a la calidad del sueño

Un informe publicado en el semanario Organizational Behavior and Human Decision Processes indica que ojear tu smartphone antes de irte a dormir puede afectar a la calidad de tu sueño. No solo eso, revisar el móvil te deja más cansado por la mañana y reduce la capacidad de concentración. El informe se divide en dos partes.

En primer lugar, 82 personas con cargos intermedios contestaron a cuestionarios durante 2 semanas. Las preguntas estaban relacionadas con el uso laboral de su smartphone, la calidad y cantidad de su sueño, dedicación al trabajo y sensación de agotamiento. Las preguntas se repartieron entre distintas franjas horarias. A las seis de la mañana para determinar el uso del smartphone durante la noche anterior, sueño y cansancio por la mañana. Y a las cuatro de la tarde para estimar la dedicación al trabajo esa jornada. Los resultados indicaron que utilizar el móvil pasadas las 9 de la noche afecta tanto a la calidad del sueño como el rendimiento del día siguiente.

En la segunda parte se preguntó a 161 personas con diferentes trabajos, en este caso se hizo hincapié al uso de distintos elementos tecnológicos (tablets o portátiles). Con los resultados de esta parte los científicos llegaron a las mismas conclusiones que en la primera. Todo uso de gadget tecnológico por la noche afecta al sueño y a la productividad del día siguiente.