Alimentos ricos en hierro: fuente de energía y vitalidad

La anemia ferropénica es una de las más habituales. El motivo es un deficiente nivel de hierro en el organismo. Cuando esto ocurre, el cuerpo no produce suficiente hemoglobina, que es la sustancia que permite a los glóbulos rojos trasladar el oxígeno. El resultado es una sensación de cansancio continua. Pero hay otros muchos síntomas, que pueden ir desde palidez hasta problemas respiratorios, mareos, hormigueo en las extremidades o dolor de cabeza.

A veces la anemia pasa desapercibida, pero si se sufren estos síntomas lo más aconsejable es acudir a un especialista. Si hay un déficit de hierro es posible que recete algún tipo de suplemento. Hay que tener en cuenta que se trata de una deficiencia que a la larga, y cuando no se trata si es grave, puede provocar problemas de corazón, partos prematuros en el caso de embarazadas o problemas de crecimiento en el de los niños.

En cualquier caso, la alimentación es una buena manera de prevenir la anemia ferropénica o ayudar a combatirla cuando esta ya se ha manifestado. Hay infinidad de alimentos ricos en hierro, vamos a repasar algunos de ellos:

  • Mariscos de concha: desde almejas a mejillones o berberechos. Son los alimentos que más cantidad de hierro contienen.
  • Pescados: sobre todo azules como sardinas o anchoas.
  • Verduras de hoja verde: especialmente si la hoja es oscura, como espinacas o acelgas. También son ricas en hierro la lombarda, las alcachofas o el brócoli.
  • Carne: carne de cerdo y aves. El hierro que contienen, además es de fácil absorción También las vísceras son muy ricas en este mineral.
  • Legumbres
  • Frutos secos: en especial pistachos y pipas de girasol
  • Cereales integrales
  • Yema de huevo

Y, tan importante como tomar alimentos ricos en hierro es combinar su ingesta con otros que favorezcan la absorción de este mineral. En este caso es aconsejable tomar alimentos ricos en vitamina C, como el kiwi, la mandarina, el tomate o el pimiento.