Alimentemos al cerebro

El cerebro es un órgano  primordial del cuerpo humano, y por lo tanto necesita de muchos alimentos para garantizar su óptimo funcionamiento. El cerebro, necesita absorber nutrientes, pero de manera natural, y esos nutrientes se encuentran en alimentos cotidianos que debemos consumir, en nuestra dieta diaria. Tomemos en cuenta, que todos estos alimentos procesados no le benefician al organismo y tampoco al cerebro, entonces tratemos de consumir los alimentos lo más naturalmente posible y cotidianamente.

Huevos, aguacate, frutos secos, plátanos pescado, nos aportan el triptófano, elemental para la producción de serotonina, que nos aportan mejor aprovechamiento del aprendizaje y nos generan el buen humor.

Espinacas, esas hojas muy verdes y muy frescas son capaces de aportarnos folato, que de igual manera nos incrementan las hormonas de la felicidad.

Quesos carne y huevos, nos aportaran el incremento de tirosina, encargada de proveernos elementos tangibles para poner atención, en las actividades diarias.

Hígado, huevos y soya aportan al organismo cantidades suficientes de colina, encargada de  favorecer la transmisión de todos los impulsos nerviosos conectados a los músculos.

Betabeles, granos y soya aunque pueden ser desfavorables para hipertensión, son beneficiosos para la producción de fenilalanina, elaborando así, los ácidos gamma amino butíricos GABA, y esos sí que nos producen felicidad.

Vino tinto, frijoles y el delicioso chocolate, reducen el envejecimiento neuronal, mejorando la memoria considerablemente.

Vísceras, aunque a veces sean desagradables comerlas nos aportan el control neuronal del estrés y neutralizan todos los radicales libres.

Nueces, cacahuates, aguacate, aceite de oliva y aceitunas, nos  producen vitamina E, y por lo tanto previenen toda la oxidación de neuronas cerebrales.

Países europeos acostumbran a beber una pequeña copa de vino tinto a la hora de la comida, y está comprobado que esta pequeña cantidad de vino diario, evita trastornos neuronales, aprovechando así todos los nutrientes que ingresan al organismo  y por lo tanto al cerebro.

Y aunque no se coma, o se ingiera, se disfruta, la música de Mozart, es absoluto alimento para el cerebro, mejorando el razonamiento especial, matemático y neurótico.

¿Consumes con frecuencia estos alimentos?, si no lo haces, te invitamos a empezar a consumirlos y así tu cerebro aprovechará todos los nutrientes que ingresen a tu organismo, teniendo a la larga, un cerebro sano y  un apoyo para desarrollar todas tus actividades.