Adelgazar sin ansiedad, sin miedo y sin milagro.

En una sociedad actual, donde las dietas alimenticias cada vez son más rígidas, convirtiéndose es un obstáculo que sólo hacen que se conviertan en una pesadilla para aquellos que intentan adelgazar. Para evitar la ansiedad y no pasar hambre se debe conocer que hay una serie de ideas que aportan ayuda al estómago para saciar el hambre, sin caer en exceso de alimentos y sin caer en emociones incontrolables. Se debe adelgazar de manera feliz y darse permiso de un día probar lo prohibido y tratar de que cada plato de comida se ingerido con gusto al paladar

Por otro lado, en una conferencia realizada en la empresa de profesionales electricistas con el objetivo de enseñar nuevos hábitos alimenticios a los trabajadores para evitar el sobrepeso y la ansiedad. Un nutricionista muy famoso en España explicó que para impedir la ansiedad se debe tener una dieta saludable, la persona deberá respetar el horario fijo para el desayuno, almuerzo y cena para evitar la sensación de hambre. Estas comidas deben ser rica en proteína en especial el pescado, ya que ayuda frenar la liberación de insulina y aumento de ensaladas y frutas para ganar antioxidantes. Si la persona es juiciosa con los horarios puede tener más de tres comidas diarias o complementar con dos meriendas con cereales y frutas.

Asimismo, un especialista endocrinólogo le recomendó a la secretaria María Brito, de la empresa cerrajeros Pinto que las comidas deben generar una satisfacción de degustar lo que se come con sabrosura y deberá tener un tiempo de media hora sentada en la mesa, no en una sala de recibo observando la televisión y comer lento no rápido. Cubrir la necesidad fisiológica como es el comer es sagrado, así que se debe tomar en consideración las recomendaciones de los especialistas. Por ultimo un psiquiatra conocido de la secretaria de la empresa de Pintores expresó, que para evitar la ansiedad de comer dulces u otras comidas ante de su horario, debe entretener lamente leyendo un buen libro, desviar la atención realizando una llamada. Evitar la ansiedad es vital para estar en paz al momento de comer.

Cuidado con la ansiada, la ansiedad no es una buena aliada al querer bajar de peso, asimismo una buena idea será: una alimentación que contenga frutas, verduras y proteínas de pollo y pescado, con pocas carnes rojas y evitar los enlatados. No olvidar nunca el consumo de más 8 vasos de agua diariamente y practicar una actividad física al día o simplemente caminar por 30 minutos por la mañana o por la tarde.

Los milagros usados para rebajar no existen, existe la fuerza de voluntad y los adecuados hábitos alimenticios. El desorden alimenticio, el especialista lo relacionan con problemas emocionales y allí se encuentra la ansiedad, siendo un desorden emocional que se convertir en una adicción alimenticia, lo lamentable es que no hay cura para eso, sólo la fuerza de voluntad para hacer cambios la alimentación diaria. El miedo para bajar de peso crea en la mente un temor que se lo transmite al estómago y de allí la ansiedad.